viernes, 3 de febrero de 2012

Actualidad: Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (1a parte)


Llevamos ya dos días de Mercedes Benz Madrid Fashion Week y aquí va lo más destacado de todos los desfiles realizados hasta el momento... ¡A disfrutar!



Roberto Verino abrió el jueves la recientemente nombrada Mercedes Benz Fashion Week Madrid. El gallegó mostró una colección inspirada en la cultura y el arte del Nueva York de los 70, siendo su principal baza el estilo masculino a lo Gran Gatsby, sin desmerecer a las transparencias, los pantalones loose de pata de elefante, los sombreros Fedora y las plumas, que siguen estando allí para Verino. Los tonos grises y negros fueron predominantes tanto para la mujer como para el hombre. Adiós al color.


Jesús del Pozo, por su parte, se trasladó al lejano Oriente para traernos una colección de figuras amplias, minimalistas y que, en su mayoría, dejan oculto bajo sus formas el cuerpo de una mujer discreta y recatada. Su paleta cromática la basó principalmente el diseñador en el azul petróleo y añil, aunque sin desmerecer al siempre presente negro, al verde esmeralda y al bronze.


Francis Montesinos celebra este año 4 décadas en el mundo de la moda y, para rendirse un buen autohomenaje, el diseñador valenciano presentó una colección bajo el título de “Fashion tour”. ¿Su objetivo? Mostrar todas las cosas, ciudades y lugares que han marcado su vida y trayectoria. No es de estrañar pues la fuerte mezcla que presentó y que fue desde a abrigos y jerséis de estética alpina hasta vestidos de terciopelo y estampados florales, pasando por sedas vaporosas de corte muy femenino y sugerentes escotes de pico. En este caso, todo vale.


El minimalismo sofisticado presidió la colección de Duyos. Con la premisa de menos es más, el diseñador mostró glamourosos vestidos y monos en gasa, donde la principal protagonista fue la espalda: abierta y trabajada para revelar así una mujer sensual y orgullosa de serlo. ¿Por lo que respecta a los tonos? Pues a pesar de ser invierno, Duyos apostó por los pastel, aunque sin olvidar los marrones y oro. 



Sorprendente se mostró Debota&Lomba con volúmenes, brillos holograma, cortes asimétricos y minivestidos con minuciosos troquelados. Y sobre todo, con un colorido basado en el azul klein, con toques de amarillo para darle un poco de vida al próximo invierno. Modesto Lomba rescató las mosqueteras de caña arrugadas y las combinó con shorts y minifaldas. ¿Qué os parece?


El vestido fue el protagonista absoluto del desfile de Victorio&Lucchino. Bajo el nombre de “Arte y Oficio”, los sevillanos presentaron una colección que evoca la década de los 50 y los 60 y que huye del minimalismo y apuesta por la mezcla, aunque eso sí, siempre teniendo presente el print floral que tanto les caracteriza. Como toque diferencial Victorio&Lucchino apostó por bolsillos XXL de piel de zorro.


Y como siempre la originalidad y el excentricismo corrió a cargo de Ágatha Ruiz de la Prada, con su color block llevado al máximo extremo en este caso a ritmo de “Disco Infierno”. Sin olvidarse de los corazones que tanto la caracterizan, Ágatha apostó por abrigos y faldas cortas hechas con la tela de neopreno que utilizan los buceadores, incorporó cuellos bebé a sus vestidos cortos e introdujo los abrigos yeti en su colección. Aunque eso sí, siempre con color. ¡Alegría!


La primera jornada la cerró Elisa Palomino con una propuesta que mezcló la extravagancia de las mujeres del siglo pasado con Oriente. ¿El resultado? Una colección glamourosa y diferente con predominio del malva y el negro.


Los estampados de inspiración oriental fueron sin duda alguna el elemento estrella del desfile de Ailanto. Los hermanos Muñoz ofrecieron una suculenta mezcla con vestidos cocktail que evocaban los años 20, otros de inspiración kimono y cinturones Obi y en algunos casos, con alguna pizca de cuero para aderezarlo todo aún más. Rompiendo con esta temática se deantaron también por la vaporosidad y simplicidad grecorromana, con vestidos de noche de gasa que se movían a su aire con finura sobre los cuerpos de las modelos. ¿Su gama cromática? Del negro al marfil, pasando por el plomo y el grafito. Estas piezas han ido acompañadas de stilettos de charol de Magrit con calcetines tobilleros de media.


Andrés Sardá celebraba esta temporada su 50 aniversario en el mundo de la moda y lo cierto es que no lo ha podido hacer de mejor manera. A ritmo de “Dance with me!” mezcló toques afrancesados propios del Moulin Rouge con looks de los más españoles, con peinetas y mantillas. Por ello precisamente no es de extrañar que el rojo y el negro fueran la nota predominante, aunque sin olvidar el blanco, nude y lila. A destacar que la faja volvió a aparecer en escena.


Volumen, mucho volumen se ha visto hoy en el desfile de Amaya Arzuaga. La diseñadora burgalesa siguió fiel a su espíritu cosmopolita y urbano pero le añadió un plus de glamour que convirtió su colección en irresistible para cualquiera. Con un claro predominio del rojo sangre y el negro, Amaya elevó las faldas de la cintura hasta el escote, dando lugar así a una caída en forma de campana. Además, siguió jugando, como no, con los patrones asimétricos. Una auténtica delicia.


Como él mismo ha confesado, Roberto Torretta se inspiró en las pinturas del artista de los años 50 Pierre Soulanges para darle un enfoque geométrico a su colección y conseguir así ir un poco más lejos de su tradicional estilo. Dejando un poco de lado los black leather looks, el argentino optó por los cuadrados, los trenzados y por potentes looks de oficina contrapuestos a diseños cocoon basados en el vestir de la burguesía de mediados de siglo. Por lo que respecta a la noche, Torreta se decantó por vestidos largos, sedosos y vaporosos, con predominio del azul Klein. ¿No os encanta?


Si esta edición de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid nos ha permitido ver un cambio en Roberto Torretta, lo mismo ha pasado con Juanjo Oliva. El diseñador dejó de lado sus triunfantes vestidos cocktail que le han permitido ir acumulando a lo largo del tiempo innumerables seguidoras, y se decantó por una línea más sport, a base de cazadoras perfecto que dan lugar a originales vestidos con cremalleras y volantes con mucho volumen en los bajos. A parte de esto, Oliva ofreció un espectáculo de encajes, tules y transparencias que, junto con vestidos entallados, ayudan a resaltar la feminidad de la mujer. ¿Los colores? Juanjo Oliva sigue apostando por el Klein y el mostaza.


Ángel Schlesser deleitó con una colección propia de Alta Costura de inspiración 40's, con trajes de sastre, vestidos negros de aplicaciones en los hombros y otros largos con pailletes. Schlesser apostó por la mezcla, fusión y mostró unas piezas donde el brilli brilli y el gold se mezclaron con los tejidos mates y con otras piezas más deportivas.


Fructífera colaboración entre Miguel Palacio y Hoss Intropia en una colección donde los vestidos repletos de líneas caprichosas y glitter son los protagonistas absolutos, sin olvidar el pantalón con jodhpurs y el pitillo, que regresa pisando fuerte. Reminiscencias art decó... ¿Alguien da más?


El último desfile de ayer vino de la mano de Lemoniez... En este caso la marca de San Sebastián tiñó la pasarela de negro, con concesiones evidentes al estampado geométrico vintage y una pincelada navy. Lemoniez vistió a su mujer con líneas rectas. ¿Lo que más llamó la atención? Los labios turquesas de las modelos.


Para más información / For more information: Mercedes-Benz Fashion Week Madrid


Síguenos en Twitter y / Follow us on Twitter and Facebook

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Todas las imágenes , asi como las composiciones fotográficas (excepto especificadas) son propiedad de este blog. Si quieres usar alguna de estas imágenes pide permiso ( laflorinatablog@gmail.com ) y cita la fuente (este blog).


Paperblog