domingo, 1 de mayo de 2016

Actualidad: Maridaje con refrescos


Hasta el momento hemos hablado normalmente de maridajes con vino o con cervezas. Pues bien en Alimentaria 2016 se ha presentado una nueva opción de maridaje para aquellos que prefieran no beber alcochol o que sean fans de las bebidas refrescantes. Y es que una nueva tendencia se esta imponiendo y esta es el maridaje con refrescos. 

Bajo el título de “Refrescos: innovación y gastronomía”, la Asociación de Bebidas refrescantes y el sumiller José Ángel Sierra nos mostraron las bases para saber cómo armonizar los distintos sabores de refrescos con los diferentes platos. Así, descubrimos como la cola combina bien con el foie o la carne roja, y que los cítricos, por ejemplo, combinan bien con sabores fuertes. A continuación os damos todas las claves: 


Cola 

Por su intensidad y complejidad de aromas, es recomentable tomarla a media mañana y es compatible con carnes rojas a la parrilla, foies o patés especiados, así como ahumados de pescado. Su gas carbónico limpia las papilas gustativas antes del siguiente bocado. No se recomienda para el aperitivo, ya que su dulzor resulta saciente.

Naranjada

Sus notas cítricas la hacen compatible con sabores fuertes, como las vinagretas con miel, las especias, las ensaladas o los postres de frutas. El mejor momento para consumirla es por la mañana, para proporcionar energía.


Limonada

Al igual que la naranjada, destaca por sus fuertes notas cítricas y, por lo tanto, resulta compatible con vinagres balsámicos, salsas mahonesa o mostaza, pescados fuertes o postres de fruta. Resulta ideal para tomar en el aperitivo. 

Lima-limón 

Su equilibrio de acidez y dulzor hace que combine perfectamente con el sushi, la ensalada de legumbres o la macedonia de frutos del mar.

Tónica

Su suave amargor la convierte en una bebida ideal para cualquier hora del día. Encaja a a perfección con frutos secos, ahumados, conservas o frituras de pescado.

Bitter

Resulta ser el refresco ideal para la hora del aperitivo por su mezcla de sabores dulces y amargos. Marida con frutos secos, reducciones con vinos olorosos o fajitas.




Para un buen maridaje además, también es esencial la forma de servir y presentar los refrescos. De este modo, es preferible servir los refrescos en un recipiente abierto, favoreciendo así la percepción visual y potenciando la capacidad para disfrutar de todos los aromas y sensaciones. La temperatura ideal para servir las bebidas refrescantes oscila entre los 4 y los 8 grados y es recomendable utilizar hielos para mantener la temperatura. Los hielos gruesos son la mejor opción, ya que tardan más en derretirse y mantienen durante más tiempo la temperatura. Finalmente, en la presentación se pueden añadir hierbas aromáticas y rodajas de fruta que contrasten o potencien su sabor.
¿Qué os parece? ¿Os habíais planteado nunca que los refrescos también pueden resultar ideales para madirar los platos?




Síguenos en Twitter y / Follow us on Twitter and Facebook

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Todas las imágenes , asi como las composiciones fotográficas (excepto especificadas) son propiedad de este blog. Si quieres usar alguna de estas imágenes pide permiso ( laflorinatablog@gmail.com ) y cita la fuente (este blog).


Paperblog